23.2 C
Zaragoza
viernes, 30 julio, 2021

Ie tram, el nuevo bus eléctrico de Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado hoy el nuevo modelo de autobús eléctrico en el que se basará la renovación de su flota a partir de finales del próximo año. Se trata del ie tram, un autobús de líneas futuristas desarrollado por Irizar e-mobility con el que, además de evidenciar el cambio a una tecnología «cero emisiones», se dará un giro en el aspecto estético de los autobuses urbanos de Zaragoza.

El vehículo presentado hoy en Zaragoza se quedará en pruebas en nuestra ciudad a lo largo de las próximas 3 semanas y prestará servicio principalmente en la línea 23, con capacidad para operar con autobuses dobles.

El Gobierno de Zaragoza aprobó este miércoles una modificación contractual con la empresa Avanza, concesionaria del transporte urbano por autobús en la ciudad. Dicha modificación hará posible la incorporación de 68 nuevos autobuses eléctricos al servicio. De ellos, 51 serán de 12 metros (tamaño estándar) y el resto, 17, serán articulados. Se incorporarán progresivamente al servicio a partir del último semestre del año próximo.

La transición hacia una flota eléctrica está alineada con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enmarcado dentro del Plan Next Generation EU, que previsiblemente recibirá financiación europea, lo que sitúa a Zaragoza en una buena posición a la hora de poder recibir ayudas en próximas convocatorias.

El Irizar ie tram es un autobús 100% eléctrico cero emisiones con atributos estéticos de tranvía que combina la gran capacidad, la facilidad de acceso y la circulación interior de un tranvía con la flexibilidad de un autobús urbano. Este modelo se desarrolla en versiones desde 12 m hasta 18 m articulado, con una capacidad máxima de 145 personas. Sus baterías están desarrolladas y fabricadas por Irizar de Litio-Ion.

El ie tram dispone de piso bajo integral, señalización de los puestos reservados a sillas de ruedas y/o carro infantil, información sonora de la solicitud de parada, etcétera. La disposición de los asientos en el interior del vehículo permiten que las entradas y salidas de los viajeros en las paradas y la circulación interior se desarrollen de forma muy fluida.

Aunque los autobuses eléctricos tienen un precio inicial más alto que uno híbrido, su coste de operación es menor, ya que tienen un menor consumo de energía neta. Además, su mantenimiento es más sencillo. Se trata, además, de vehículos más cómodos y silenciosos.

Sustituir cada autobús diésel por otro eléctrico supone un ahorro de 1.700 toneladas de CO2 emitidas a lo largo de su vida útil. Se calcula que, cuando toda la flota esté sustituida por vehículos eléctricos, Zaragoza ahorrará más de 621.000 toneladas de emisiones de CO2.

Para llevar a cabo esta «revolución eléctrica» en la red de bus urbano será necesario realizar importantes trabajos previos de adaptación en las cocheras municipales. En este sentido, el Ayuntamiento ya ha iniciado los trámites necesarios, a través de la concesionaria, AVANZA, para disponer de suficiente capacidad de carga conforme empiecen a incorporarse masivamente los nuevos buses eléctricos a la flota.

Una característica muy importante del sistema de carga elegido por el Consistorio es la carga por pantógrafos invertidos. Cada uno de ellos alimentará a un autobús individualmente. El pantógrafo está montado en una estructura fija en cocheras y cada autobús alojará las pletinas de conexión en su techo. Este sistema tiene considerables ventajas, tanto en su mantenimiento como su comodidad, entre otras.

Por ahora ya está prevista la instalación de 75 cargadores, 37 de ellos para los buses de 12 metros y 38 de mayor potencia que podrán ser usados, también por los de 18 metros (cuya batería tiene mayor capacidad al mover más peso). Además, se dispondrá de un cargador adicional semirrápido de 300 kW para poder cubrir situaciones imprevistas.

Artículos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -Hosting SSD

Últimos artículos